Trabajamos en la rehabilitación para la mejora de la seguridad y de la imagen de los edificios.

 

El inicio de nuestro camino se remonta a mayo de 1986, año en el que Luis Ortiz funda, junto a sus dos hermanos, nuestra empresa bajo el nombre de Pinturas y Decoración Torre Baró. 

Tras la sentida pérdida del fundador, se producen cambios internos y toma las riendas de la empresa la administradora y viuda del fundador María Jesús Rodriguez Pina, quien inicia una nueva etapa empresarial el 1 de julio de 2006 bajo el nombre de VIUDA DE TORRE BARÓ, S.L., manteniendo la ilusión y el amor por la compañía que no sería posible sin el apoyo de una plantilla fiel y profesional, entre los que destacan por su larga trayectoria Enrique García Mérida y Juan Aguilar Flores. 

A partir de entonces, nuestra empresa ha continuado su trayectoria sabiendo adaptarse a las circunstancias y conservando su sello de calidad y pasión por el trabajo, ofreciendo siempre el mejor servicio a nuestros clientes.

Rehabilitar una fachada es mucho más que limpiarla y arreglarla, es conocer el edificio y su entorno, descubrir los detalles y las características que lo hacen único y saber combinar a todos los agentes que forman parte de la rehabilitación.

Rehabilitar una fachada es conseguir volver a integrarla en su entorno pero manteniendo su carácter y su personalidad para que vuelva a relucir como si fuera el primer día.